Lo que debes recordar antes del estreno de Westworld 3

Westworld vuelve con su temporada 3 en HBO hoy 16 de marzo

Quizá “Westworld” pase a la historia como una de las series más complejas de los últimos años, algo que le ganó prestigio pero también le quitó mucha audiencia en su segunda temporada.  Tras tomar nota, HBO estrenará este lunes 16, Westworld 3, la tercera entrega con dos buenas noticias: la trama será mucho más amena –sin tantos flashbacks, flash forwards, escenas virtuales y subtextos que hacen trabajar demasiado a nuestros cerebros- y Aaron Paul se suma al cast.

Es una tarea ardua y seguramente queden temas afuera, pero intentaremos repasar en una suerte de guía algunos puntos en los que había quedado la historia, como para ordenar un poco este desmadre.

Dolores entendió todo

La primera anfitriona de Westworld, manipulada desde su concepción por Ford y Arnold, tomó una posición clara: los humanos son malvados e incapaces de evolucionar, por ende hay que eliminarlos. Los androides (anfitriones) merecen vivir en el mundo real y así Dolores culminó su revuelta -que duró toda la segunda temporada- despertando consciencias, asesinando y reclutando para consumar su plan: huir del parque e infiltrarse en Delos.  Antes, tuvo su momento de redención enviando la “bolita” de la consciencia del bueno de Teddy al “paraíso digital” en el Valle más Allá–creado por Ford para que los anfitriones vivan felices para siempre- donde muchos escaparon en el último capítulo.

Además, se llevó consigo 5 conciencias más de cara a su nueva guerra en el exterior. A ella no le convence nada de ese mundo virtual. Luego de descubrir en la Fragua (o Forja) que el código humano puede reducirse en un algoritmo más o menos simple (para su inteligencia), y encontrar los “fascículos” de las consciencias de Delos y el jefe de seguridad del parque, entre otros, tiene todo lo necesario.

Bernard, rebooteado mil veces

El anfitrión construido a imagen y semejanza de Arnold por Ford, luego de que su socio creador haya sido asesinado por la primera rebelión de Dolores hace 30 años, se dio cuenta de que no es humano. Sin embargo, con tantos reseteos programados por Ford para que siga adelante con su plan maestro, su cabeza sufre mucho. Recordemos que en el principio del parque, los amigos Ford y Arnold tenían distintas visiones sobre su creación: mientras el primero sólo quería comerciar lo antes posible, el segundo entendió que estos seres desarrollarían consciencia y merecían derechos humanos. Su diferencia terminó enemistándolos y ocasionó la muerte de Arnold. Bernard termina siendo moldeado por Dolores, ya que es quien más recuerdos tenía de Arnold (una locura de paradoja).

Sin embargo, con el paso del tiempo Ford entendió que su amigo tenía razón, que los humanos ya no evolucionarían y que en sus manos estaba el futuro de la nueva raza dominante. Por eso, empieza a meter mano y planea la revolución que Dolores y Maeve lideraron, dejando en sus programaciones los parámetros que derivarían en los enfrentamientos de ambas temporadas. Pero cuando Dolores quiere destruir La Fragua (donde están almacenados los datos de todos los huéspedes del parque) y con ello el paraíso, Bernard la mata para detenerla. De todos modos, luego Charlotte mata a Elsie; Bernard se da cuenta que los humanos son y serán malvados y coloca la consciencia de Dolores en la “funda” de Charlotte. ¡Pero Dolores en su nuevo cuerpo termina asesinándolo!

Maeve

Perdió la inocencia: descubrió que su supuesto despertar consciente y libre albedrío eran en realidad, programaciones ocultas planeadas por Ford. Sin embargo, evolucionó durante la segunda parte al punto de desarrollar el poder de dar órdenes a otros androides. Así las cosas, estando a punto de lograr escapar del parque, por primera vez decide por fuera de su programación y retorna para rescatar a su hija, que ya tiene otra “madre” asignada. Lo logra al llegar al Valle, pero paga con su vida y la de sus aliados.

William ¿vivo, muerto o anfitrión?

El personaje de Ed Harris estuvo tan confundido como nosotros a la hora de entender sus motivos, más allá de la venganza. Tras haber estado obsesionado en la primera temporada con el laberinto, que terminó siendo una metáfora para describir el camino de autodescubrimiento que seguirían los anfitriones, ahora quiere llegar a la Forja porque allí están todos los datos almacenados de los humanos que pasaron por Westworld y sí: ¡DELOS QUIERE VENDERNOS LA VIDA ETERNA!

Finalmente todo esto fue para encontrar la manera de almacenar seres humanos y “reenfundarlos” (a lo “Altered Carbon”) asegurándose la vida infinita. La escena post créditos del último episodio muestra al deprimido vaquero ingresando a la Fragua ya evidentemente abandonada años atrás, y encontrándose con su hija (o una copia de su hija ya que él la asesinó creyendo que era un anfitrión enviado por Ford) que lo recibe en una habitación sospechosamente parecida a la que usaba él cuando intentaba reimplantar al fallecido James Delos en una copia de su cuerpo, sin éxito. ¿Es que William es ahora uno de esos proyectos? Todo parece indicar que sí.

Ford, vivo “en algún lugar”

Una de las mejores escenas de Anthony Hopkins (qué difícil elegir) es cuando se encuentra en el mundo virtual con Bernard/Arnold y le cuenta que allí todo es a su manera, y la vida para él continúa: su consciencia está almacenada en La Cuna, acertada medida del viejo Ford previo a ser asesinado por Dolores, y desde allí sigue manejando todo en Westworld. Nada indica que vaya a desaparecer, por ahora.

Lo que viene

Según los avances de la tercera temporada y algunos comentarios de los que ya vieron una avant premiere, nuevamente estaremos ante el enfrentamiento de Dolores y Maeve, que representan dos formas distintas de ver el mundo y actuar en consecuencia. Ya casi no habrá parques, salvo algunas escenas de Maeve que, suponemos, fue reparada por sus dos técnicos – esclavos, y ahora vive en un parque que representa la Italia de la Segunda Guerra Mundial.

Pero llegará al mundo exterior, ya que un nuevo “villano” (Vincent Cassel) le encargará eliminar a Dolores. ¿Habrá sido reprogramada?. Pasaron dos años desde los hechos de la segunda temporada, por lo que Dolores recobró su apariencia pero también reconstruyó a Bernard -¿será una forma de autocontrol para ella?- y hay otra “Charlotte” trabajando para la revolución.

Caleb (Aaron Paul) interpreta a un humano atrapado en problemas económicos y sociales propios de un mundo futurista y desalmado, que se aliará con Dolores en su lucha. La acción sucederá mayormente en el mundo real, con una Dolores modernizada y más temeraria que nunca. Cualquier cosa puede pasar en “Westworld 3”…

Por Analía Caballero

@AnaliaCab

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: