Hermanos de Sangre: grandes historias

Año 2001. Llegaban a nuestros cines películas como la siempre estimable Amelie o la española Los Otros. También dábamos nuestros primeros pasos (cinéfilos) en los universos de y Harry Potter. En televisión, Jack Bauer empezó a perseguir terroristas contando con tan solo 24 horas de margen y conocíamos a los Fisher en la maravillosa A dos metros bajo tierra (HBO). Mientras, en España dejábamos entrar en nuestros salones a otra familia que aun continúa con nosotros: los Alcántara.



Todo eso convirtió el año 2001 en un año especial en lo que a grandes producciones audiovisuales se refiere; pero quien puso la guinda a ese año, según el que suscribe, es la impresionante adaptación de nos narra en forma de crónica periodística la historia de la Compañía E, en aquella época apodada Compañía Easy (hoy en día Compañía Echo), del 506º Regimiento de Infantería de Paracaidistas de la 101ª División Aerotransportada del Ejército de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.



Caras nuevas y caras conocidas


Con una espectacular producción digna de cualquier gran blockbuster, llegó apadrinada por Steven Spielberg y Tom Hanks, y además fue el escaparate para catapultar a la fama a un casting compuesto por muchísimas caras jóvenes hasta el momento poco conocidas. Actores noveles como Tom Hardy (Venom, Mad Max, El Caballero Oscuro), Michael Fassbender (Steve Jobs, X-Men, Shame) o James McAvoy (Múltiple, X-Men, El último rey de Escocia), se unían a unos veteranos Ron Livingston (Expediente Warren, La Quinta Ola), Damian Lewis (Life, Homeland) o David Schwimmer (Friends) entre muchos otros. De hecho, si de algo puede presumir Hermanos de Sangre es precisamente de un impresionante elenco de actores.



Premios y reconocimientos


En el apartado de reconocimientos, podemos separar dos grandes premios. Por un lado la crítica concedió a Hermanos de Sangre 6 premios Emmy (de un total de 19 nominaciones). Por otro, los Globos de Oro la reconocieron como la mejor miniserie del año. Y por parte del público, la producción cuenta con una impresionante nota de 9,5 sobre 10 en el portal IMDB. Queda así por encima de Juego de Tronos (9,4), Breaking Bad (9,4), The Wire (9,3) o Los Soprano (9,1).



Un viaje al centro de la batalla


Comenzamos con el entrenamiento en el Campamento Toccoa, a los pies de la montaña Currahee (dando nombre al primer capítulo). No será hasta el segundo episodio en el que veamos a la Compañía Easy en el famoso Día D, donde participaron en la Batalla de Normandía y comenzaron su “trabajo de campo”, hasta llegar a la captura del Nido del Águila, residencia de Adolf Hitler.


Se nos muestra con crudeza todo lo acontecido a los hombres del Teniente Winters, mientras se adereza con testimonios de los auténticos protagonistas de la serie; cada capítulo incluye pequeñas entrevistas a veteranos de la compañía en la que relatan de primera mano lo que vivieron.


La recreación histórica es ampliamente reconocida por su fidelidad con los hechos reales en los que se basa. Pero uno de los motivos por los que la producción es muy superior a otras es el tratamiento de los personajes. Se nos muestra claramente su unión en hermandad en momentos muy difíciles y muy duros. Un ejemplo es la batalla de las Ardenas en Bastogne, en el que seguimos a quién más crudezas puede ver en la guerra: el médico de la compañía, en este caso el soldado Eugene Roe. Nos situámos en el ecuador de la serie, ya conocemos a los personajes y nos preocupan sus destinos. La crudeza a la que se enfrentan consigue poner los pelos de punta a cualquiera.



Una de las series imprescindibles de la pasada década.


Cada capítulo viaja por cada personaje. Nos permite conocer mejor a cada uno de ellos, sus miedos y sus esperanzas, así como las relaciones entre ellos. Al fin y al cabo se trataba de personas normales con las que cualquiera nos veríamos reflejados, pero que se vieron envueltos en un conflicto extraordinario y respondieron de la mejor manera que supieron.


Cualquier persona que se pueda considerar seriéfila no puede dejar de ver ésta joya, disponible en HBO; joya por la cual, a pesar de los 17 años desde su estreno, no se le aprecian los años. Esto es así debido a una producción muy cuidada en el aspecto técnico y visual.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: